Miguel Angel Ruiz NeuroMars
Editar el contenido

Descargar la Guía de Compra Fácil con Neuromarketing

Tabla de Contenidos

Pensar cansa y estresa. Según el modelo de los 2 Sistemas de Procesamiento Cognitivo de Daniel Kahneman tenemos 2 sistemas de pensamiento, un Sistema 1 que es rápido, emocional e implícito que nos cuesta muy poco utilizarlo y un Sistema 2 que es lento, racional, reflexivo y explícito, el problema es que este tiene un ancho de banda y entre más se usa más se fatiga, como referencia, un adulto con un cerebro de peso medio son unos 1.400 gramos en 70 kilos, o sea solo es un 2% del peso corporal, pero consume un 20% del oxígeno y glucosa del organismo, en un estado basal el cerebro puede consumir unas 350 calorías en 24 horas, esto es, un 20% de lo que solemos gastar al día.

Todos los procesos fisiológicos precisan energía y el Cerebro es el órgano que más energía consume,  cuando vamos en piloto automático, nuestro sistema 1 caminando por la calle o pensando  en nuestras cosas el consumo es menor, pero, si nos encontramos con una oferta o un estímulo de Marketing complejo que nos hace pensar, se comienzan a activar diferentes regiones concretas que aumentan el gasto energético, para que entiendan una hora de trabajo intelectual intenso consume prácticamente la misma energía que una hora de trabajo físico intenso, eso sumado al estrés de la actividad intelectual prolongada aumenta aún más el gasto energético.

Es por esto que toda experiencia de compra debe aliviar la carga cognitiva en el cerebro, cualquier estimulo que perturbe una tranquilidad en el flujo de la compra hace que nuestro consumidor comience a estresarse y gaste más energía, entendiendo que ya gastamos mucha energía, nuestro cerebro tiene 3 tareas principales: 1 sobrevivir en ambientes complejos, 2 utilizando la menor cantidad de energía posible y 3 reproducirse, una compra fácil con una experiencia satisfactoria es el mejor camino para conectar con el Cerebro del Consumidor.

fb instagram
Comparte